GUERRA Y PETROLEO

ARTIFICES DE LA HISTORIA DEL SIGLO XX

"Si tenemos que usar la fuerza es porque somos americanos. Nosotros somos la nación indispensable, Cuando nosotros podemos cambiar las cosas, debemos hacerlo y el resto del mundo debe seguir esta línea" Madeleine Albright

La Corte Suprema de Estados Unidos determinó que una corporación estadounidense tiene los mismos derechos como un ciudadano particular. De ahí que el Gobierno de Estados Unidos considera legítimo tener intereses en cualquier región del mundo donde se encuentren empresas estadounidenses. Muchos intereses comerciales resultan ser intereses gubernamentales y, por extensión, intereses militares.

Esa ha sido una manera de legitimar la guerra como mecanismo de control de recursos estratégicos como el petróleo. Como dice el periodista independiente Joe Vialls (1993), "Por décadas la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos ha codiciado la dominación global, no con el consentimiento del pueblo americano sino al dirigir las acciones del Presidente americano como un niño hala las cuerdas de un flácido títere. El término "Nuevo Orden Mundial" fue acuñado a finales de los sesenta por la CIA, no por un líder electo democráticamente del pueblo americano. Con el colapso de la URRS, la CIA vio su oportunidad y buscó la dominación global al manipular los recursos petroleros mundiales.

El petróleo fue el motivante de la guerra del Golfo en 1991, que sirvió a los países occidentales, especialmente a Estados Unidos para desestabilizar a la OPEP, ejercer control sobre los precio del petróleo, y para crear una nueva correlación de fuerzas en favor de Estados Unidos en la zona, donde se encuentran las reservas petroleras más importantes del mundo. Esta guerra por petróleo produjo 1,5 millones de muertos directos a lo que se suman 5.000 niños cada mes como producto de las sanciones económicas impuestas a ese país.

Dentro de casa, el propio Irak ha desencadenado una guerra contra el pueblo Kurdo, en cuyo territorio se encuentran importantes yacimientos petroleros.

Así también, mientras Estados Unidos liberaba una guerra contra el pueblo de Vietnam, la empresa Mobil hacía prospección off-shore en lo que ellos llamaban "Vietnam del Sur". En las década de 1990, Mobil ganó una licencia de exploración de los mismos campos en los que estuviera tres décadas antes, Irónicamente, el dinero que recibió Irak fue dentro del programa “ alimentos por petróleo”, en el que se le permitía vender una cantidad limitada de petróleo, fue usado en su mayoría para reparar los daños de guerra en Kuwait y en las operaciones de abandono de las Naciones Unidas.

Dragon a 280 Km. del Delta del Mekong), pero lo abandonó por no encontrar reservas comerciales.

En el caso de Timor Oriental, las importantes reservas hidrocarburíferas en el Mar de Timor prolongó la ocupación de Indonesia es este país, que recientemente obtuvo su independencia, así como a la interferencia Australiana en el conflicto, país que quería también participar en la repartición de estas reservas. En las Islas Spratley, unos islotes con reservas petroleras, reclaman derechos China, Vietnam.

Las Filipinas, Indonesia, Malasia y Brunei y se han producido algunos enfrentamientos entre ellos.

LAS GUERRAS POR RECURSOS EN AFRICA: UNA HERENCIA DEL COLONIALISMO

Los países colonialistas europeos ocuparon el continente Africano para saquearlo.

Cuando los nuevos países alcanzaron su independencia, muchos conflictos quedaron sin resolverse, y se crearon nuevos. Los antiguos imperios quisieron seguir lucrando de sus excolonias, de mantener el control sobre sus recursos.

Esto ha impedido que muchos de los países africanos puedan alcanzar una estabilidad política, una democracia que respete los derechos colectivo y la sustentabilidad social, económica y ecológica; pero sobre todo, muchos no han podido liberarse del flagelo de la guerra.

Este ha sido el caso de la guerra en Angola, uno de los principales productores de petróleo de Africa.

En ese país, el control de los recursos hicrocarburíferos han estado siempre en manos del Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA) hoy en el poder, en tanto que los diamantes en manos de UNITAS, organización guerrillera financiada por Estados Unidos. La perpetuación de la guerra en este país, ha estado muy relacionada con la necesidad de controlar el petróleo, y a la vez, los dos ejércitos han utilizado los recursos financiados por el petróleo y los diamantes para mantener sus gastos de guerra.

Los principales objetivos militares de UNITAS han sido las áreas productoras de petróleo (que significan el 90% del presupuesto del gobierno). Los nuevos campos, especialmente en aguas profundas han atraído a las empresas transnacionales petroleras, que dejan réditos importantes a este país para continuar financiando la guerra.

Ya desde las épocas coloniales, Portugal mantuvo un ejército fuerte en Angola para controlar los recursos hidrocarburíferos y los diamantes, hasta desplegar la mayor concentración militar en el Africa en épocas de la independencia. Eso condujo a 13 años de una guerra sangrienta de liberación nacional, en la que Portugal se alineó al Gobierno racista de Africa del Sur, donde se sentaron las bases para la creación de UNITAS que emergió en 1966.

Con la independencia en 1975, surgen tres grupos: el MPLA con el apoyo de la URSS, Cuba y el bloque del Este de Europa, UNITA y FNLA con el apoyo de Estados Unidos y Africa del Sur. El Gobierno reconocido por la Naciones Unidas fue el de MPLA, pero se desató una guerra civil con UNITA apoyada por Africa del Sur y Estados Unidos quien entregó a este grupo, a través de la CIA, mil millones de dólares entre 1970 y 1980. La herencia de esto fue miles de muertos y campos minados (alrededor de 1530 minas antipersonales) plantadas en el país, y unos 3,3 millones de discapacitados por la guerra.

Mientras tanto, bajo la protección del ejército portugués, Gulf-Oil (EE UU) expandió sus operaciones de US$ 150 millones en 1969 a US$ 300 millones en 1975, lo que le significó una ganancia del 50% a Portugal. Otras empresas petroleras estadounidenses fueron Union Carbide, Texaco, Mobil y Argo Petro; así como las empresas no petroleras Universal Leaf and Tobacco, First National City Bank of New York, Firestone, Chase Manhattan Bank, General Electric e IBM.

En 1991 se firmó la paz y en 1992 el MPLA ganó las elecciones. UNITA, luego de una pausa volvió fortalecida, con el apoyo de EE UU y Africa del Sur. Este grupo armado financia sus actividades del contrabando de diamantes, mientras que el Gobierno utiliza las rentas petroleras para financiar la guerra. La guerra en Angola, es el resultado de la política de guerra fría llevada a cabo por Estados Unidos.

Al momento, todas las empresas petroleras importantes en el mundo tienen inversiones en Angola.

Las ex colonias francesas han sido también víctimas de empresas petroleras de ese país, a quienes se les puede atribuir un alto grado de responsabilidad en la falta de estabilidad política de la región. De acuerdo al diario “Liberation”, corporaciones como Elf han sido un instrumento secreto de la política exterior del gobierno francés.

La guerra de liberación de Argelia, una de las más sangrientas del Africa, y que duró casi una década, tenía como causa subyacente, los ricos yacimientos petroleros argelinos, que hasta 1968, en que fueron nacionalizadas, fueron explotados por empresas petroleras francesas. Este país petrolero adquirió su independencia cuando otras ex-colonias francesas ya los eran, por ejemplo Marruecos y Túnez.

La caída de Mobutu Sese Soko en el Zaire significó un cambio en el control de la economía del país, de empresas francesas y belgas a empresas americanas, que apoyaron la subida de Kabila.

Mobutu estuvo en el poder tres décadas, al que accedió luego de asesinar a Patricio Lubumba con el apoyo de la CIA y se mantuvo por la ayuda de países occidentales. Estados Unidos prolongó el gobierno de Mobutu, a quien le dio más de US$ 300 millones de dólares en armas y US$ 100 millones en entrenamiento militar.

Treinta años más tarde, fue derrocado por Laurant Kabila, dejando al país con una deuda externa de 14 mil millones de dólares. Se dice que empresas petroleras norteamericanas estuvieron tras la caída de su ex-aliado. Cuando Kabila subió, Clinton rápidamente le ofreció ayuda militar. Hoy, las reservas petroleras de la nueva República Democrática de Congo (ex Zaire) son exploradas por empresas como Chevron y UNOCAl de Estados Unidos, aunque también tiene intereses TotalFinaElf (empresa franco belga).

En la República de Congo, el Presidente francés Jacques Chirac, llamó a su contraparte, Denis Sassou Nguesso para felicitarlo inmediatamente después de su victoria, que fue alcanzada mediante una guerra civil sangrienta de 4 meses. Esta felicitación vino a pesar de que Sassou había derrocado al presidente electo democráticamente Pascal Lissouba, y había causado en el proceso, serios daños a la capital, Brazzaville.

Entre fuentes diplomáticas occidentales se dice que Lissouba encendió una alarma en París cuando el negoció secretamente un pago anticipado de crudo con la empresa norteamericana Occidental Petroleum Corp. Lissoube recibió una gran cantidad de dinero, y a cambio otorgó derechos sobre las reservas petroleras del Congo a Occidental. Esto condujo a una fuerte presión diplomática francesa que obligó a Lissouba a cancelar el convenio con Occidental. Las mismas fuentes diplomáticas señalan que ha raíz de esta desavenencia, la empresa Elf inició una agresiva campaña en contra de Lissouba, que terminó en combates urbanos que finalizaron con su derrocamiento.

De acuerdo a investigaciones hecha por los periódicos franceses Liberation y Le Canard Enchaine) Elf pagó al ejército de Lissouba, al mismo tiempo que dio dinero a Sassou, y envió armas a Congo a través de Gabón, otra importante fuente de petróleo para Elf.

La empresa francesa ELF obtiene el 60% de su producción global de petróleo del Golfo de Guinea, y justo antes de la guerra en el Congo inaguró la plataforma submarina más grande del mundo, costa afuera de Congo. Francia, siempre ha considerado al Congo como un importante fuente de recursos.

EL PETROLEO COMO CATALIZADOR DE CONFLICTOS INTERNOS

La presencia de recursos naturales, incluyendo petróleo y gas, en territorios indígenas, de minorías étnicas o en zonas donde se asientan grupos humanos que han sido tradicionalmente marginados del poder, han generado conflictos internos que en muchos casos han degenerado en guerras civiles.

Los grupos dominantes han designado a estos territorios como fuente de recursos, destruyendo la base de sobrevivencia de sus custodios tradicionales, los mismo que ni siquiera se benefician de las regalías que estos recursos generan.

En muchos casos, las empresas petroleras han alentado estos conflictos, apoyando a uno u otro actor, dependiendo del escenario que beneficie más a sus intereses.

Este es el caso de la lucha del pueblo Ijaw en Nigeria, un pueblo asentado en el Delta del Río Níger, donde Shell perforó su primer pozo en el país en 1956, en la comunidad de Oloibiri. Desde entonces este pueblo de 12 millones de personas, ha vivido atroces violaciones a los derechos humanos, degradación ambiental y un estado de violencia continua, por enfrentamientos entre las empresas petroleras y la sociedad civil, que han terminado en la muerte de estos últimos.

Como respuesta a esta situación, en diciembre de 1998, se adoptó la Declaración de Kaiama, donde se demandaba parar todo el negocio petrolero (exploración y explotación) y el retiro de todas las empresas transnacionales de Ijawland, pero la violencia no cesó.

La presencia de Shell y otras empresas petroleras en el Delta del Níger ha sido la causa de otros conflictos, por ejemplo entre Ogoni, que ha sido víctima de un sistema represivo brutal. Ellos conformaron el Movimiento por la sobrevivencia del pueblo Ogoni (MOSOP) como respuesta a esta agresión. A fines de mayo, su presidente Ken Saro-Wiwa fue apresado por presunto asesinato a 4 ancianos Ogoni, que condujo a su ejecución extra judicial junto con otros 8 líderes comunitarios que enfrentaban a la empresa Shell por su nefasto accionar dentro de su territorio. Algunas fuentes mantienen que el asesinato fue llevado a cabo por miembros de la “Operación de restauración de la paz y el orden en Ogoniland”, un comité puesto por el gobierno de Nigeria para defender los intereses de la Shell en la zona.

Shell ha reconocido que en determinadas ocasiones ha tenido que pedir asistencia al gobierno para asegurar sus operaciones. En uno de eso pedidos, fueron disparados y muertos 80 manifestantes que hacían una demostración pacífica en contra de las operaciones de Shell.

Shell ha explotado el crudo del Delta del Río Níger por más de 50 años en Nigeria, de donde obtiene el 40% de sus operaciones globales . Otro caso paradigmático es el de Aceh, en Indonesia, donde la empresa Mobil apoyó al Gobierno militarmente, para frenar al grupo secesionista Free Aceh Movement (GAM) que en gran parte se organizó, como un resultado de la baja calidad de vida que vivió la población una vez que ingresó Mobil a la zona, por la contaminación ambiental y por el abuso de los derechos humanos.

De todos los víctimas de derechos humanos en Aceh, la gran mayorían han sido perpetrados en el Norte de Aceh, y muchos víctimas han testificado que esas violaciones han sido conducidas por fuerzas especiales de Indonesia (Kopassus), que tienen su base en Camp Rancong que es propiedad de la empresa petrolera PT Arun2. Otros añaden que han sido interrogados en el Puesto 13, facilitado por Mobil Oil.

Las ejecuciones extrajudiciales y desapariciones han sido evidentes en Aceh. La mayoría de casos de desaparecidos no ha sido aclarada. Hay varios casos de personas que han desaparecido mientras estaban en la cárcel cumpliendo con sus largas sentencias (Aditjondro, 1997)

Se ha estimado que en 1989, Aceh y el Norte de Sumatra, 2000 civiles murieron en manos del ejército desde que se iniciaron las operaciones anti-insurgencia en contra del movimiento de resistencia armada en 1989 (Aditjondro, 1997).

Entre 1989 y 1993 Aceh vivió la época más dura, Anmistía Internacional estima que entre las personas que fueron ejecutadas se incluyen mujeres y niños, y que las ejecuciones ocurrieron públicamente o en secreto. Aunque la violencia disminuyó en los años posteriores, esta no cesó.

Desde 1991 por lo menos 35 personas fueron acusadas de subversión por apoyar a Aceh Merdeka y han sido sentenciados a prisión por 20 años. Cuando las autoridades militares liberaron a cientos de personas, que estaban detenidas por presunta colaboración con Aceh Merdeka, ellos reportado que fueron torturados y maltratados.

En 1998 se descubrieron más de cien fosas comunes clandestinas en Aceh. En una de ella se encontraron hasta 200 cuerpos.

A fines de la década de 1980 Aceh proveía aproximadamente el 30% del petróleo y gas de Indonesia, lo que significó el 11% de las exportaciones totales del país +. Sin embargo, el 40% de la gente en Aceh son clasificadas por el gobierno como “pobres”.

Menos conocido es el caso de Sudán. De los 45 años de independencia, Sudán ha vivido 34 sumergido en una guerra civil. Se estima que durante ésta, han muerto unos dos millones de personas y que existen medio millón de refugiados y 4 millones han sido desplazados de sus tierras ancestrales. Este es un país fuertemente dividido por razones geográficas, culturales y religiosas. En Sudán existe un 65% de personas de origen africano y 35% de árabes. El grupo dominante en el país es el musulmán (más o menos el 70% de la población) asentados en la zona norte del país, que ven al sur como la fuente de abastecimiento de aquellos productos y bienes que ellos no pueden producir, lo (Arun es socia de ExxonMobil en Indonesia)

que ha conducido a la inconformidad de los grupos étnicos del Sur, en su mayoría cristianos, lo que ha conducido a la guerra civil más larga de la historia del Africa moderna.

La actual guerra civil en Sudán está también manchada de petróleo. En septiembre de 1999, Sudán se convirtió en el nuevo exportador de petróleo en el Africa. Los más grandes yacimientos petroleros de Sudán se encuentran en el Sur del Alto Nilo. Para sacar el petróleo, se ha construido un oleoducto de 1540 Km. que ya ha sido saboteado por fuerzas que se oponen al gobierno.

El crudo se extrae en el Sur del país, y es refinado en el Norte y exportado a través de un Puerto también en el Norte. Esto ha causado la rebeldía en las poblaciones del Sur, quienes reclaman autodeterminación y potestad de manejar sus recursos naturales. La intervención de países imperialistas europeos, que requieren mayor control sobre la producción petrolera ha contribuido a exacerbar la situación.

La mayoría del dinero del petróleo se va en gastos de guerra; US$ 1 millón diario en la guerra, en un país donde hay 3,1 millones de personas que padecen de hambre crónica, y cuenta con una deuda externa de US$ 17 mil millones.

Empresas invirtiendo en la industria petrolera en Sudán incluyen Talisman del Canadá, China National Petroleum Corporation, Petronas de Malasia.

Varias empresas que tenían intereses en Sudán han salido, por razones de seguridad o por las sanciones impuestas a este país por parte de Estados Unidos a partir de 1997. Entre ellas se incluye Chevron, que estuvo explorando en 1983, y que a pesar de que contrató a una empresa para que le de seguridad en los campos petroleros con veteranos de la guerra de Vietnam, ésta no pudo asegurar su seguridad.

De acuerdo a algunos observadores, Estados Unidos apoyaría la independencia de los Estados del Sur, como una forma de crear una barrera a la expansión islámica.

Por otro lado, Rusia y Sudán han iniciado relaciones comerciales basadas en armas y petróleo. La empresa Slavneft de Rusia/Belarus firmó un acuerdo petrolero con Sudán, quien invertirá 126 millones de dólares.

Como contraparte, Rusia dará además asistencia técnica y militar a Sudán. Por ejemplo, Rusia dará asistencia técnica para ensamblar tanques T-75 en la ciudad industrial de Giad, y , el Ministro de Defensa Bakr iHassan Saleh presentó una lista de armamentos que desean comprar de Rusia. Hace dos años hizo ya otra compra de armamento. Todo esto, con dinero del petróleo, creándose un círculo vicioso en el que el petróleo alimenta el fuego de la guerra.

DE CÓMO EL PETROLEO ESCRIBE LA HISTORIA

British Petroleum inició sus actividades como “Anglo Persian Oil Company” (llamada más tarde Anglo Iranian o AIOC) en Irán a principios del siglo 20, con el total apoyo del imperio británico, incluyendo el apoyo militar. Durante medio siglo, AIOC (o British Petroleum), fue el arquitecto de la política de Irán. Para mantener su hegemonía, Inglaterra ponía y deponía Gobiernos; apoyaba movimientos insurgentes en las zonas petroleras, como a los Bakhtiaris, a quienes les daba armas, a través de la inteligencia británica, para crear desestabilización cada vez que el Gobierno iraní quería renegociar los términos del contrato que mantenía con la AIOC. Propició varios enfrentamientos con Irak por los recursos petroleros en el Sur, y con Rusia por los recursos petroleros en el Norte.

Con el inicio de la I Guerra Mundial, en la que Inglaterra necesitaba petróleo para movilizar sus tropas, el Gobierno Británico manifestó mayor interés en las reservas petroleras de Irán, e invirtió, como Estado en AIOC.

El petróleo iraní alimentó en gran manera a las tropas británicas durante la II Guerra Mundial. No sólo porque era una fuente de energía, sino porque durante estos años, las regalías que recibió Irán por su petróleo se redujo de 3,7 millones de libras esterlinas (en 1937), a apenas 2,8 millones (en 1940). A este respecto el Shah dijo que era inaceptable que porque una empresa estaba bajo el control de un Gobierno en guerra, Irán debía recibir menos regalías que las que debía.

El Gobierno de Estados Unidos liberó su propia batalla para beneficiar a sus petroleras, y asegurarles un puesto en el crudo iraní, usando su presión diplomática. Sólo cuando el poderío económico británico cayó luego de la II Guerra Mundial, pudo Estados Unidos romper el monopolio de British Petroleum.

Este esfuerzo finalizó con el derrocamiento del gobierno nacionalista de Mossadeq, en 1953, el que fue llevado a cabo con apoyo militar de la CIA a través de Kernit Roosevelt (Jefe de la CIA para el Oriente Medio) y mediante un boicot internacional al petróleo iraní. Cuando el nuevo gobierno fue instaurado, se concesionó el 40% de la industria petrolera iraní a empresas norteamericanas. La hegemonía británica en Irán había terminado.

Irak también ha sido un botín de guerra de las potencias occidentales, debido a sus reservas petroleras. Este país estuvo bajo el control de Turquía hasta la I Guerra Mundial y fue entregada a Inglaterra al final de la misma.

El Gobierno Británico fue exitoso al bloquear que empresas norteamericanas exploren petróleo en Irak, y dio total apoyo a British Petroleum y Royal Dutch Shell. Finalmente, luego de negociaciones diplomáticas muy complejas entre ambos países, en 1928 se llegó a un acuerdo en el que se dividió el mercado petrolero mundial, y las reservas de Irak fueron entregadas a un consorcio entre Exxon y Mobil

La rivalidad entre Estados Unidos e Inglaterra se exacerbó durante la II Guerra Mundial en torno a las reservas petroleras de Arabia Saudita. Chevron llegó a un acuerdo con su Gobierno para que este entregue un dinero por regalías para el Rey Saud de Arabia Saudita, de un fondo de apoyo de guerra que tenía para Inglaterra, pero cuando los británicos enviaron sus geólogos a Arabia Saudita en 1943, el dinero llegó al monarca directamente de manos de Estados Unidos.

CONFLICTOS EN EL CENTRO DE ASIA

El nuevo conflicto en el centro de Asia (Afganistán) está relacionado con el acceso y control a los abundantes recursos petroleros de la región, tanto del Caspio como del Golfo Arábigo.

Luego de las exploraciones exitosas de la empresa argentina Bridas en Turkmenistán, esta empresa argentina firmó un contrato en el Bloque Keimar, cerca del Mar Caspio, y el bloque Yashlar, cerca de la frontera con Afganistán. En 1995, Bridas recibió los derechos para la construcción de un gasoducto entre Turkmenistán y Pakistán, atravesando Afganistán, pero esto dependía de las negociaciones con este último país, que entonces se hallaba sumido en una guerra civil.

El año siguiente, luego de intensas negociaciones con los líderes de Afganistán, Bridas obtuvo un acuerdo por 30 años con el Gobierno afgano de Rabbani para construir y operar un gasoducto de 875 millas. Bulgheroni de Bridas abordó otras empresas incluyendo UNOCAL para formar un consorcio internacional, pero UNOCAL fue con su propuesta propia, y formó su propio consorcio que incluía a la empresa saudita Delta Oil, muy cercana al Príncipe Saudi Abdullah y al Rey Fahd, la empresa rusa Gazprom y la estatal turkmana, Turkmenrozgas.

Eventualmente, UNOCAL consiguió el acuerdo en 1995 para construir un gasoducto de 918 millas.

El interés por el gasoducto trans-Afgano no era únicamente económico. Había también un interés geo-político: el control militar y económico de la región Euroasiática (incluyendo el Oriente Medio y las ex repúblicas soviéticas de Asia Central), especialmente les interesaba el control sobre los recursos hidrocarburíferos, el control sobre las rutas de su transporte . Esta fue una de las razones por las que se dio la intervención militar estadounidense en la década de 1990, en los Balcanes, el Cáucaso y el Mar Caspio.

En 1992, 11 empresas petroleras controlaban el 50% de las inversiones hidrocarburíferas en la zona del Caspio, entre las que se incluye British Petroleum, Amoco, ARCO (las tres empresas hoy están fusionadas con el nombre de BP), UNOCAL, Texaco-Chevron (también fusionadas), Exxon-Mobil, Pennzoil, y Phillips.

Hay otras empresas y grupos de planificación de políticas operando en Asia Central con pleno apoyo del Departamento de Estado y de Energía de los Estados Unidos, entre las que se incluye asociaciones de empresas petroleras.

Entre los principales asesores se incluye Brezezinski, un consultor de Amoco, que además diseñó la guerra afgano-soviética en la década de 1970. Está además Henry Kissinger asesor de Unocal, y Dick Cheney de Halliburton y de la Cámara de Comercio US-Azerbaijan. El enviado de Unocal para Europa Central era el oficial de inteligencia y defensa de Estados Unidos, Robert Oakley.

Más tarde, el consorcio liderado por UNOCAL consiguió otro contrato; la construcción de un oleoducto de 1.050 millas desde Dauletabad, a través de Afganistán que se conectaba con un puerto en Pakistán en la Costa del Mar Arábigo.

Aunque UNOCAL tenía un acuerdo con el Gobierno, Bridas todavía tenía un contrato con Afganistán. El problema fue resulto a través de la CIA y el grupo ISI, apoyado por los Talibán. Luego de una visita de un alto funcionario del Departamento de Estados de los Estados Unidos, en el otoño de 1996, los Talibán entraron en Kabul y destituyeron al gobierno de Rabbani, aunque Unocal discutía la posibilidad de pasar el ducto a través de los territorios afganos controlados por la Alianza del Norte.

Como el contrato con Bridas tenía que ser renegociado, Unocal inició inmediatamente un programa de ayuda humanitaria, instaló un sistema de telefonía celular entre Kabul y Kandahar y la USAID hizo una contribución significativa a un programa de educación para los Talibán. Bridas por otra parte, hacía su trabajo con algunos líderes importantes de Arabia Saudita. La rivalidad entre Unocal y Bridas empezó a reflejar un conflicto dentro de la familia real Saudi. Hasta 1997, no hubo ningún acuerdo con ninguna de las dos empresas. El gobierno Talibán demandaba a más de las regalía, obras de infraestructura como carreteras, plantas de generación de energía y el resurgimiento de la empresa estatal petrolera, que había sido abolida por el régimen soviético, demandas que Unocal no estaba dispuesto a dar. Por otro lado, Bridas ofrecía regalías más altas y la construcción de un ducto para uso local; además gozaba con la predilección de Osama Bin Laden. El plan de Bridas no requería financiamiento externo, en tanto que el de Unocal requería un préstamos a instituciones occidentales como el Banco Mundial, lo que ponía a los Talibán en una posición vulnerable frente a las demandas de los Gobiernos de Occidente. Bridas gozaba con la predilección de los Talibán, pero no la del Gobierno de Turkmenistán.

Para fortalecer su posición Bridas vende el 60% de sus bienes en América Latina a Amoco (hoy BP), mientras la empresa rusa Gazprom se retiraba del consorcio con Unocal. Esta tuvo que buscar nuevos socios en Corea del Sur y Japón, y al mismo tiempo enfrentar críticas en su país por parte de los grupos de derechos humanos. Los ataques a la embajada de Estados Unidos en Kenia y el consiguiente bombardeo norteamericano a este país del centro de Asia produjo una ruptura diplomática entre Estados Unidos y Afganistán. Las oportunidades de Unocal de negociar con los Talibán se acabaron, y la empresa saudita Delta, no pudo continuar como nueva líder del consorcio.

Luego de los acontecimientos del 11 de septiembre, y del derrocamiento del gobierno Talibán, este escenario cambió. En mayo del 2002 los Presidentes de Paquistán Turkmenistán y Afganistán, firmaron un acuerdo para construir y mantener una gasoducto de 1460 Km. Por otro lado, el Presidente del Banco Mundial inició charlas sobre un posible financiamiento de este proyecto, por unos 100 millones de dólares.

Se cree que el mismo país, Afganistán, podría tener reservas importantes. En su época la URSS calculó que ese país podría tener reservas de gas natural de alrededor de 5 trillones de pies cúbicos.

Los campos Afganos que no han sido explotados incluyen Jorqaduq, Khowaja, Gogerdak y Yatimtaq, todos ellos localizados dentro de un área de 9 Km del pueblo de Shebrghan, en la provincia del norte, Jowzjan.

Azerbaiján, Kazakistán, Turkmenistán y Uzbekistán juntas tienen 115 mil millones de barriles de reservas probadas de crudo y 11 trillones de m3 de gas. Hasta ahora, Rusia ha mantenido la hegemonía en el transporte de crudo en la región, la misma que quiere ser arrebatada por Estados Unidos.

La importancia de la zona reside en que EE UU considera que el crudo del Caspio puede balancear el liderazgo que tienen los países de la OPEP en la fijación de los precios del crudo. Este papel jugó antes el Mar del Norte, pero sus reservas son muy inferiores a las del Caspio, y EE UU considera que es más fácil controlar la producción en el Caspio, por la debilidad institucional de estos países.

Actualmente más de 40 proyectos están en desarrollo en Kazajstán y Azerbaiyán, en los cuales están involucradas 11 compañías estadounidenses, unas 24 compañías de otros países occidentales y dos compañías rusas. Chevron lidera un consorcio con ExxonMobil LukArco (joint venture entre Lukoil de Rusia y Arco -fusionada a BPAmoco) en el campo Tengiz, el más grande de Kazakhstan, con 10 mil millones de barriles de crudo. Las empresas estadounidenses controlan el 75% de los intereses.

Por otra parte, los ingresos del petróleo probablemente atraerán a otras empresas gringas a estos países (compañías de servicio, industrias secundarias, etc.). Por otro lado, las europeas Agip en consorcio con BP, TotalElfFina y Royal Duth Shell están desarrollando el campo de gas Kashagan en el mismo país, por lo que estamos hablando de grupos rivales.

Ambos consorcios dependen del un oleoducto que pasa por Rusia desde Grozny en Chechenia hasta Novorossisk en el Mar Negro.

Chechenia es otro lugar donde se ha batallado una guerra, pues para mantener la hegemonía rusa en el transporte de crudo, es vital para Rusia mantener el control sobre Chehenia. El paso del oleoducto por territorio ruso permite a este país mantener el control sobre el transporte de energía, sobre sus precios, lo que utiliza como mecanismo de control político. Por ejemplo Rusia corta el suministro de petróleo a Georgia cada vez que desea hacer algún tipo de imposición política a ese país.

Por Chechenia atraviesan también los oleoductos que traen crudo de la Siberia para salir al Mar Negro.

Los grupos estadounidenses y europeos quieren romper con la hegemonía rusa en el transporte de crudo. Interesados en la construcción de nuevos ductos incluye TotalFinaElf con Kazakhstan para salir a Irán. En Azerbaijan un consorcio liderado por BP, planea construir un oleoducto millonario Baku (Azerbaijan)-Tbilisi (Georgia)-Cayhan (Turquía) en el Mediterráneo, y se están estudiando varias otras potenciales rutas de oleoductos.

LA GUERRA DE LOS BALCANES

El crudo sale del Mar Negro y eventualmente llega al Mediterráneo. Es aquí donde entran en escena los países de la ex-Yuguslavia.

En esta región Estados Unidos tiene como propósito la consolidación de su presencia en el Sur de Europa, a través del establecimiento de un corredor de transporte, comunicación y un oleoducto que une el Mar Negro con la Costa Adriática (oleoducto trans- balcánico o AMBO)3 , y establecer una supremacía de este países –en complicidad con Inglaterra-, por sobre otros países de la Unión Europea.

¿Quién está atrás del oleoducto de los Balcanes? BP, ChevronTexaco, quienes controlan, a través de un consorcio el proyecto. Ellos compiten con las petroleras europeas Total-Fina-Elf y ENI, que tienen intereses en los importantes campos petroleros de Kashagan, en el Noreste del Caspio en Kazakhstan.

La empresa Brown & Root Ltd. (subsidiaria Británica de Halliburton, donde tiene intereses el Vise Presidente de Estados Unidos) hizo el estudio de factibilidad del oleoducto. Una vez terminado el estudio de factibilidad, un alto ejecutivo de Halliburton fue nombrado Director Ejecutivo de AMBO. A esta empresa se le entregó la concesión de servicios para apoyar a las tropas estadounidenses en Kosovo durante la construcción de la base "Bondsteel" que es la base extranjera estadounidense más grande desde Vietnam. Por casualidad, la firma legal a la que se unió el ex presidente Clinton.

Otro proyecto estratégico es el oleoducto Baku-Cehyan, a través de Turquía, está también en manos de empresas estadounidenses. Ambos proyectos dependen muchos de la presencia militar norteamericana tanto en el Caspio como en los Balcanes.

El oleoducto atravesará por Bulgaria, Macedonia y Albania Según algunos observadores, el propósito de Washington es separar a los tres países que intervienen en el proyecto AMBO de la influencia alemana y de los intereses petroleros franceses, belgas e italianos.

Con estos países se ha trabajado en una “Iniciativa de Desarrollo del Sur de los Balcanes” (SBDI) para facilitar el flujo de capital público y privado para implementar la iniciativa. Con relación al oleoducto, se ha firmado un Memorandum de Entendimiento (firmado por Bulgaria, Albania y Macedonia) mediante el cual renuncian a su soberanía sobre el oleoducto y el corredor de comunicación, dándole los derechos exclusivo al consorcio anglo-americano.

El oleoducto AMBO está ligado con otro proyecto estratégico, llamado “Corredor 8”, que fue parte de la propuesta inicial del “Pacto de Estabilización de los Balcanes”, que incluye infraestructura autopistas, líneas férreas, electricidad y telecomunicaciones. En cuanto a la infraestructura existente, esta de ser desregulada, bajo la supervisión del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial.

Aunque el Ministro de Transporte de la Unión Europea declaró al “Corredor 8” como parte de la política de integración de estos países a la Unión Europea, los estudios de factibilidad fueron hechos por la empresas estadounidenses, entre las que se incluye Bechtel, Enron y la General Electric con el apoyo financiaron del Gobierno de Estados Unidos.

Es parte de la estrategia, la militarización de este corredor. Así lo reconoció el Secretario de Energía de la Administración Clinton.

Robert Frowick, de jefe de la misión OSCE en Macedonia, inició diálogos con el líder del grupo rebelde NLA (National Liberation Army) Ali Ahmeti. El participó en facilitar un acuerdo entre Ahmeti y los líderes de los partidos políticos albaneses que formaban parte del gobierno en transición. Este acuerdo contribuyó mucho al proceso de desestabilización de Macedonia, y abrió la oportunidad para una mayor intervención norteamericana, a través de “ayuda humanitaria y militar”.

De acuerdo a Chossudovsky (1999) la CIA está detrás de los grupos rebeldes NLA y KLA (Kosovo Liberation Army), quienes liberaron asaltos terroristas contra las fuerzas de seguridad de Macedonia.

Dos de los comandantes que lideraron los asaltos terroristas en la región de Tetevo, fueron entrenados por las fuerzas especiales británicas en el norte de Albania entre 1998 y 1999 ( Walker, 2001).

Mientras la NLA recibía armas “Hechas en América”, Alemania donó armas a las fuerzas especiales de Macedonia. Este conflicto entre Alemania y Estados Unidos en materia militar en los Balcanes, es un reflejo de una ruptura en el complejo de la industria militar occidental en la que se encuentra de un lado Estados Unidos e Inglaterra, y en el otro, Francia y Alemania. El petróleo está íntimamente ligado en este proceso, y es la protección de los corredores de oleoductos y transporte que parte del Mar Caspio.

SANGRE Y CRUDO EN AMERICA LATINA

En América Latina han habido por lo menos dos guerras que en la década de los 40 estuvieron relacionadas con el petróleo: la guerra del Chaco, donde Paraguay perdió una porción del país con importantes yacimientos petroleros, y la guerra Ecuador -Perú.

En los 80, la guerra civil que azotó a Guatemala, se centró en el Izxcan, zona donde al momento se exploran reservas petroleras, luego de que la población indígena fue obligada a desplazarse.

¿Porqué eran las Islas Malvinas lo suficientemente importantes para que Inglaterra entre en guerra con Argentina? En ese tiempo de guerra, la gente ahí creía que el motivo real para la guerra era el petróleo. Hoy, luego de varios años después de la guerra, Argentina y Gran Bretaña han trabajado en licencias de exploración conjunta off-shore de las Islas Malvinas, e un "Area Específica de Cooperación". Cuatro compañías -Shell, Amerada Hess, LASMO, y la canadiense International Petroleum Corp, obtuvieron la operación encabezando los consorcios internacionales en la primera ronda de exploración de Malvinas.

Pero el casos más recientes es el del Plan Colombia, que tiene como objetivos controlar la producción petrolera en ese país.

El Plan Colombia se ha centrado en la región del Putumayo en la Amazonía de ese país, donde si bien la producción petrolera no es muy importante, las nuevas licitaciones nos insinúan que las reservas podrían ser mayores que las conocidas.

La mayor parte de la producción es manejada en forma directa por Ecopetrol, pero existen contratos de asociación con empresas norteamericanas.

El problema en la región es el continuo sabotaje que sufre la infraestructura petrolera por parte de los ejércitos irregulares existentes en ese país, lo que significa para la industria petrolera importantes pérdidas económicas.

En otras partes del país la industria petrolera ha sufrido atentados, perjudicando a empresas estadounidenses como Occidental y BP . El Presidente Bush anunció que parte del Plan Colombia incluirá la protección a Occidental.

Con la llamada Iniciativa Andina, Estados Unidos estaría controlando la producción petrolera de los cinco países Andino-Amazónicos, todos productores de petróleo y gas, en los que al momento se dan circunstancias perturbadoras para EE UU: la insurgencia en Colombia, Chávez en Venezuela, que ha reactivado a la OPEP, el movimiento indígena en Ecuador, el resurgimiento del movimiento campesino en Bolivia, y el nuevo auge de la sociedad civil en Perú, luego de la caída de Fuji Mori.

En relación a Hugo Chávez, varios analistas han señalado el papel que jugó la política petrolera en el golpe perpetrado en su contra en Abril del 2002. Desde su subida en 1998, su política irritó a Washington, especialmente el importante rol que jugó en la rehabilitación de la OPEP y la estabilización de los precios petroleros en marzo del 2000, los mismos que se cuadruplicaron en relación al precio que tenían en 1999. Por otro lado, la Nueva Constitución, fuertemente auspiciado por Chávez, prohibe la privatización de la empresa petrolera estatal, Más tarde, Chávez lanzó un acuerdo petrolero con Cuba para venderle crudo a precios subsidiados, y finalmente el cambio de autoridades petroleras.

PLAN PUEBLA PANAMA

Convertida en el punto de confluencia de intereses empresariales nacionales y extranjeros, una de las área de mayor riqueza biológica y natural del mundo, a partir del Istmo de Tehuantepec, en la región sudeste de México, se encuentra bajo la lupa de poderes transnacionales, en un proyecto multinacional extendido oficialmente hasta Panamá, conocido como Plan Puebla Panamá.

El Plan incluye todo el Sur de México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, y su propósito es integrar el sudeste de México con Centro América por medio de una serie de corredores logísticos de infraestructuras de transporte como carreteras, puertos marinos, aeropuertos; comunicaciones como redes de fibra óptica; y energía a través de electricidad y gasoductos.

El viernes 16 de febrero de 2001, en su rancho San Cristóbal Vicente Fox le “confió los detalles del PPP al presidente norteamericano George Bush”, quien dio su aprobación y prometió apoyarlo. Con tales auspicios, el 12 de marzo de 2001 se oficializó la existencia del PPP.

El Plan Puebla Panamá tiene varios componentes. El primero es un intento del capital estadounidense de controlar la cuenca del Pacífico mediante corredores interoceánicos, para tener acceso al mercado asiático. Este plan geoeconómico incluye la expulsión de millones de campesinos de sus tierras para emplearlos en las industrias que serán creadas en el paso de estos corredores, sobre todo maquiladores, donde se ensamblará mercancía estadounidense o asiática que transitará velozmente entre los centros dinámicos de la economía mundial.

Otro objetivo de los corredores es tener un acceso rápido a los recursos naturales especialmente la biodiversidad. El Corredor Biológico Mesoamericano "tiene como objetivo integrar políticas de conservación mediante el establecimiento de conectores biológicos entre las áreas naturales protegidas del sureste de México, para evitar el aislamiento biológico de éstas, y garantizar el equilibrio de los ecosistemas terrestres y marinos, bajo esquemas de desarrollo sustentable", afirma el Banco Mundial, que apoya este corredor biológico. Este corredor se asienta en una zona estratégica para la apropiación de la biodiversidad latinoamericana.

En cuanto a los recursos energéticos, en esta región, que por la parte de México comprende Campeche, Chiapas, Quintana Roa, Tabasco y Yucatán, se extrae mas del 90 por ciento de la producción petrolera mexicana, allí se encuentra también la mayor parte de la capacidad de generación eléctrica del país. Todos los países centroamericanos involucrados en este Plan tienen reservas petroleras probadas. El plan mejorará el control sobre las mismas, e incluye la construcción de una serie de gasoductos, como el gasoducto Mesoamericano.

El último objetivo es una estrategia de control militar. En Guatemala, el Congreso autorizó el 15 de febrero del 2001, la realización de "ejercicios" entre los ejércitos de Estados Unidos y Guatemala en la zona de El Petén, zona petrolera limítrofe con Chiapas, comprendida también con el corredor biológico. Estos ejercicios se inscriben como parte de la estrategia desarrollada por las fuerzas armadas estadounidenses identificada oficialmente como “Nuevos Horizontes”.

Según un documento oficial sobre la operación “Nuevos Horizontes”, la embajada de los Estados Unidos en Guatemala definió el 15 de febrero del 2001, el propósito explícito del "ejercicio": "“Nuevos Horizontes” es estrictamente una misión de entrenamiento y de apoyo humanitario. No es una operación antinarcótico... Creemos que este es un ejercicio cívico y humanitario muy importante".

La operación “Nuevos Horizontes”, desarrollada por las fuerzas armadas estadounidenses en Centroamérica, tiene como antecedente inmediato los "ejercicios" realizados conjuntamente con el ejército salvadoreño entre febrero y mayo de 2000.

El ejercicio se llevó a cabo en el departamento de Chalatenango y fue dirigido por el coronel Clayde Leavelle, quien, de acuerdo con información de la embajada de Estados Unidos en El Salvador, en 1990 fue enviado con el 324 Batallón de Personal y Administración a Riad, Arabia Saudita, para apoyar la operación Tormenta del Desierto, y se desempeñó como oficial ejecutivo de batallón, secretario general del equipo directivo en el Décimo Comando de Personal y asistente del comandante en jefe del equipo del Décimo Batallón de Operaciones.

La educación militar del coronel Clayde Leavelle incluye cursos básicos y avanzados como oficial de artillería en defensa aérea, maestro en paracaidismo de las fuerzas de combate aéreo rápido, y adiestramiento para oficiales del cuerpo médico y como oficial general adjunto, así como otros en el Colegio de Guerra de la Armada de Estados Unidos.

En el parte de lo que en El Salvador se denominó “Fuerza de Tarea Conjunta Santa Fe” - en el contexto del ejercicio “Nuevos Horizontes” 2000-, se consigna que entre febrero y mayo del año pasado se construyeron cuatro escuelas, dos cocinas y una clínica; se perforaron diez pozos y se rehabilitaron varios kilómetros de caminos. Puntualiza: "las obras fueron realizadas por miembros de las fuerzas armadas de Estados Unidos, El Salvador y, por primera vez, miembros del ejército guatemalteco".

Agrega: "Adicionalmente, mas de 30 mil personas y mas de 10 mil animales recibieron atención médica por parte de los equipos médicos y veterinarios que participaron en los ejercicios".

En Nicaragua “Nuevos Horizontes 2002” cuenta con un presupuesto de 10 millones de dólares. Al contrario de los declarado en Guatemala, el gobierno de Estados Unidos también cooperará en Nicaragua en el combate al narcotráfico y el terrorismo.

Para César Montes, secretario de la Unidad de Izquierda Democrática de Guatemala, calificó la aprobación del Plan “Nuevos Horizontes” por el Congreso de su país es “la vergüenza histórica del nuevo milenio” y consideró que la llegada a territorio guatemalteco de 12 mil soldados norteamericanos para las primeras prácticas militares era, “técnicamente, una invasión”.

Aunque el Plan Puebla Panamá, el Corredor Biológico Mesoamericano y el Plan “Nuevos Horizontes” son aparentemente tres iniciativas aisladas, estos tres proyectos, muestran coincidencias no sólo en sus declaradas preocupaciones ecológicas, sociales y humanitarias, sino primordialmente en su interés por la región mesoamericana. Estas coincidencias suscitan preocupación en cuanto a los verdaderos propósitos económicos y de subordinación de esta extensa zona a los intereses del capital transnacional.

Fuente: OILWATCH

 

 

Volver a página principal de www.argemto.com.ar
La mayor recopilacion de profecias sobre el pasado, presente y futuro de paises y el mundo, temas relacionados, ciencias, políticas, alquimia.

 

FOTOGRAFÍAS RELACIONADAS
"Una imagen vale mas que mil palabras"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Free counter and web stats