EL CRISTIANISMO

1.El Cristianismo marcó una nueva era básica completamente distinta de las anteriores, que revolucionó al mundo y es aún credo de la civilización europea.

2.Todas las religiones nacidas de las dos grandes corrientes, védica y egipcia, desembocan en el mar del Cristianismo; las que no han desaparecido subsisten en decadencia. El Cristianismo será la única religión vital del mundo, conquistadora de la civilización.

3.La religión cristiana nació como todas las demás, en Oriente; surgió del judaísmo, fue transplantada a los pueblos occidentales, donde fructificó.

Cuevas del mar muerto

4.Jesús, Iniciado Solar de cuarta categoría, hebreo de nacimiento, apareció entre los hombres en los albores de nuestra era.

5.De familia humilde, Aquel que había de ser la Encarnación Divina del sufrimiento, aprendió desde pequeño la lección del dolor.

6.Nadie sabe de donde tomó la maravillosa doctrina de los Evangelios que transformaría a los pueblos, pues los textos desconocen su vida desde los doce hasta los treinta años.

7.Los ocultistas modernos dicen que viajó a la India y que allí aprendió su divina doctrina; otros dicen que fue en el antiguo Egipto; y los Rosacruces dicen que en la secta de los esenios, antiguos místicos hebreos que guardaban la sabiduría esotérica.

8.Pero nadie puede saberlo a ciencia cierta, pues los años de estudio de un Iniciado están herméticamente encerrados en el círculo del Maestro y su discípulo.

9.Hasta entonces los instructores religiosos habían mirado a la humanidad beneficiándola sólo desde sus tronos de oro, desde sus templos brillantes; pero vino Jesús y, ejemplo único, bajó hasta los hombres, compartiendo sus miserias, viviendo entre ellos y hablando su idioma. Quiso beber la copa del martirio humano. Hasta su muerte dolorosa fue similar a la de los hombres miserables y abandonados.

10.¿Cómo no había de arraigarse una religión que divinizaba el sufrimiento humano, mostrando a su Dios, Hijo del Hombre, clavado sobre la cruz?

11.Sin embargo, Jesús no fundó ninguna religión; únicamente lanzó una idea, la del dolor humano, comprendido, sublimado, divinizado.

12.El organizador de la religión cristiana fue Pablo de Tarso.

13.Los discípulos de Cristo, hombres humildes y de escasa cultura, no querían si no venerar la memoria del Maestro y vivir su doctrina dentro del Hebraísmo. El mismo Jesús en una ocasión había dicho: "Yo he venido a salvar a los hijos de Israel". No sospecharon que su ideal pudiera trascender el círculo Hebreo.

14.Pero Pablo, hombre inteligente, Iniciado Lunar de gran visión profética, viendo y comprendiendo la maravillosa doctrina de los Evangelios, la predicó a los gentiles, hombres de otras religiones. Organizó una iglesia, con leyes y dogmas, y transportó el nuevo credo a Roma, la gran capital de entonces.

15.La religión de Cristo avanzó impávida hacia el Norte. Después de los años del martirologio, de los tres siglos pasados a ocultas en las catacumbas, del largo bautismo de sangre, salió a la luz del día marchando a la conquista de los bárbaros, de los nuevos pueblos en formación.

16.Visión amplia fue la de los primeros dirigentes de la iglesia Cristiana al dejar atrás a los sabios estancados del Oriente, e ir hacia los bárbaros del Norte, pues intuían que el bárbaro de entonces sería el conquistador del mañana, y por ende el sostén de su religión.

Jesús no fundó ninguna religión; únicamente lanzó una idea, la del dolor humano, comprendido, sublimado, divinizado.

Del libro "Religiones comparadas"   Consultas: info@santiagobovisio.org

 

 

Volver a página principal de www.argemto.com.ar
La mayor recopilacion de profecias sobre el pasado, presente y futuro de paises y el mundo, temas relacionados, ciencias, políticas, alquimia.

 

FOTOGRAFÍAS RELACIONADAS
"Una imagen vale mas que mil palabras"

Foto de la portada del libro de los rosacruces.

 

 

 

Vista del símbolo de fraternidad de los rosacruces.

 

Pintura de Pablo de Tarso.

 

 

 

 

 

Free counter and web stats